dilluns, 15 d’octubre de 2012

Vacaciones en Cantabria I/ Vacances a Cantàbria I


Hola bloguer@s,

La entrada de hoy no es de patchwork. El mes pasado estuve de viaje y me apetecía explicaros un poco cómo me había ido pero, cuando me he puesto a preparar el texto me ha quedado larguíííííísimo, por lo que he pensado en hacer varias entregas, como los fascículos (suelen salir por estas fechas, ¿no?). Aquí está la primera.

Normalmente, mi marido y yo, solemos viajar por la geografía española y este año nos ha tocado Cantabria. Aunque solemos preparar el viaje entre los dos, esta vez se ha encargado él de organizarlo, por lo que, para mí, ha sido casi todo una sorpresa.

Al viajar en coche disfrutamos del camino y, nada más entrar en el País Vasco ves cómo cambia el paisaje, se vuelve de un verde brillante y luminoso, nos rodeamos de montañas,… vamos que se respira otro aire.

Nos alojamos en la “Posada Tresvalle”, en Ubiarco, donde estuvimos muy a gusto. Es una casa rural encantadora, al igual que Julia y su hija, que son quienes la regentan.

El primer día, se levantó lluvioso, lo que nos hizo cambiar la ruta prevista. Fuimos a Castañeda a ver la Colegiata de Sta. Cruz.


Después de comer, nos fuimos a Corvera de Toranzo. Allí hicimos una pequeña ruta senderista hasta el “Churrón de Borleña”. Lo mejor fue el paseo por el bosque hasta llegar a la pequeña cascada.


Y antes de volver a casa nos paramos en Vega de Pas. Entramos en el “Museo de las Tres Villas Pasiegas” donde nos atendió Marian, una chica muy simpática. Nos explicó cómo es la vida de un pasiego, la diferencia entre las vacas de leche y las de carne, cómo se les cuida en el valle, el tratamiento de la leche,… también nos habló de los postres típicos de la zona (los sobaos y las quedadas) …. Nos enseñó las cabañas donde viven los ganaderos, junto a su familia, cada vez que se desplazan buscando pastos para las vacas.


Al día siguiente, también lluvioso, fuimos a ver las Cuevas del Soplao. Simplemente ¡¡impresionantes!!
Están en una mina y fueron descubiertas por los propios mineros mientras excavaban. Aunque la parte visitable es pequeña, son muy grandes y parece que hay mucha cueva por descubrir. Son unas cuevas muy especiales por el tipo de estalactitas que tienen. Recomendables 100%. Como no se pueden hacer fotos os pongo unas que he encontrado en el blog de viajes  http://www.viajablog.com/espectacular-cueva-soplao-cantabria/.



Después de la visita a las cuevas hicimos una parada en Carmona y después nos dirigimos a Bárcena Mayor con sus casas de piedra y balcones de madera oscura.


Y como aún nos sobraba tiempo nos acercamos al Río Saja para ver las cascadas del Pozo del Amo. Era pequeña pero, aún así, valió la pena el paseo.


Por hoy lo voy a dejar aquí. Despido la primera parte de este reportaje con unas fotos de un atardecer en Ubiarco. Espero que os haya gustado.



Un abrazo y hasta pronto.


Sandra




5 comentaris:

Laura ha dit...

Que maravilla, que lugares tan bonitos, Sandra !!!

Gracias y un besito !!

Magalis Marisol ha dit...

Hola amiga!!!
Gracias por compartir este lindo paseo virtual!
Feliz inicio de semana y un fuerte abrazo desde Venezuela!

Mercè ha dit...

Hola Sandra, un viatge fantàstic, jo hi vaig estar l'any passat a Cantabria i vaig tornar encantada!! uns paissatges preciosos tan de mar com muntanya i els pobles encantadors, per repetir-ho.
Ptns.

Cristina ha dit...

Aiii quina enveja Sandra :))) No hi he estat mai...petonets!!!

Silvia ha dit...

Hola Sandra! Que viaje tan bonito! Yo también he estado en Cantabria y me encanta! No sé que tiene el norte que enamora! La casa rural preciosa y las excursiones increíbles! Que suerte poder disfrutar de las maravillas que nos ofrece la naturaleza y con tu pareja!! Besos y hasta pronto!